Documental
La cosecha de
Los Lunares

Ante todo, queremos remarcar que el documental “La cosecha de Los Lunares” ha sido posible gracias a la colaboración del Pueblo de Palomares (Almería).

Sinopsis:

Documental histórico-biográfico que narra la vida de Don Paco y Doña Conchita. Dos profesores que llegan a principios de la posguerra española a una pequeña aldea llamada Palomares. Un territorio rural donde el nivel de alfabetización era nulo o escaso. Crearon una escuela en su propia casa que seguía los preceptos de la Escuela Libre de Enseñanza de Giner de los Ríos, completamente prohibida por el régimen de la dictadura franquista.

Una historia sobre la solidaridad, el valor y la gran labor que estos profesores realizaron al brindar a su gente una de las armas más valiosas que un pueblo puede tener: la cultura.

Ficha técnica

Productora:
Ínsula Sur

Realización y montaje:
Inés Duro, Abel Fernández, María Herrero y Javier Morales.

Música:
Abel Fernández y Rafael Fernández

Intervienen:
Baltasar Alarcón Alarcón, Enrique Fernández Bolea, Jose Luis Alarcón Fernández de Arellanos, Ma Teresa Alarcón Fernández de Arellanos, Ma Gádor Flores Navarro, Esther Gálvez Jiménez, Miguel Navarro, José Navarro, Asensio Navarro Flores, Manoli Sabiote Flores.

País:
España

Género:
Documental

Con la colaboración de:
Iltmo. Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora, Biblioteca Pública Municipal de Palomares, C.E.I.P. Palomares, I.E.S. Jaroso (Cuevas del Almanzora), Rafael Fernández, Jessica Martínez Goñi, Agrícola Navarro de Haro, S.L, Agro-Almanzora, Ferretería Las Palomas, Gest-Palomares, S.L., Repostería Latorre Simón, Mar Azul, Metálicas Ávila, S.A.T. Palomasol, Pedro Alarcón Flores, S.L., Portillo, Tomasol, Unicaja Obra Social, Valero y Alarcón.

Acerca del documental
“La Cosecha de Los Lunares”

Por Gádor Flores

Esta historia comienza a partir de un encuentro hace tres años de un grupo de  antiguos alumnos y alumnas de la pequeña barriada de Palomares (Almería). Decidimos realizar un homenaje a nuestros queridos maestros: Don Paco y Doña Conchita. Estas personas realizaron la incansable hazaña de educarnos, transmitirnos saberes y humanizarnos en valores con su ejemplo y dedicación diarios. Este fue un homenaje póstumo, después de más de sesenta años de iniciada su labor de maestros.

Seguidamente, comenzamos a reunirnos, y cada encuentro traía recuerdos que encadenaban con otros. Esto duró meses; se fue armando un homenaje que movilizó al pueblo y a su historia. Por consiguiente, nuestra alcaldesa, Maribel Alarcón, apoyó y participó. Todos: familia, amigos, ex alumnos y empresarios de la zona evocamos a aquella escuela, con sus objetos, fotos… Se construyó lo que llamaríamos “un parque temático”. Es por esto que pensamos que si no había constancia del homenaje, este pasaría al olvido. 

Inmediatamente, pensé en mi querida Inés y sus compañeros de Ínsula Sur que iniciaban, con muy buen pie, sus andanzas profesionales. Más tarde, al presentarles la idea accedieron a trasladarse a Palomares. Seguidamente, presentamos a las personas, alumnos/as,familiares y expertos, y se pusieron manos a la obra con incansable entusiasmo; la experiencia de convivencia y trabajo resultó excelente.

Al final, el documental salió para adelante gracias a: Inés, Javier, Abel y María, de Ínsula Sur. Después, todo el pueblo acudió a la presentación del Documental en la plaza. Les gustó. Se vieron representados.

También, se pensó mucho el título y finalmente decidimos: “La Cosecha de los Lunares”. “Lunares” es el sobrenombre que, en el pueblo, se da a la familia. Y por otro lado, “Cosecha ” es el Significante – Relato que desencadenó en todos nosotros el ánimo de la Memoria contra el olvido. Toda memoria es histórica y es un aspecto destacable en el documental; es Local y es Universal.

Así que no puedo dejar de reseñar que todos los participantes entrevistados en el documental somos hijos de pequeños campesinos. Fuimos los primeros licenciados, maestros, profesores, empresarios y profesionales que salimos de una barriada que no contaba con ningún medio cultural ni de comunicación. Solamente la radio en la que escuchábamos la Pirenaica. Radio independiente en el exilio, y lo hacíamos junto a nuestro querido maestro: Don Paco. 

De hecho, para Don Paco y Doña Conchita, la escuela fue la forma de poder sobrevivir al régimen criminal de nuestra guerra civil y posguerra. Represaliados por sus antecedentes. 

En efecto, la Historia nos persigue: Arturo Fernández de Arellano, padre de Doña Conchita, era Ingeniero de Minas y Teniente Coronel  Republicano en la zona de Cartagena y Secretario del Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora. Pertenecía al quinto regimiento y fue asesinado por el bando franquista. Don José Alarcón Fernández de Arellano, hermano de Don Paco, también republicano, permaneció durante dieciséis años preso entre el penal de Cartagena y el del Aium. 

Finalmente, en aquella maravillosa escuela crecimos en el límite de la legalidad, en un tiempo de posguerra prolongado y fatal. De este modo, se puede considerar este Documental-Homenaje extensible a La Escuela y a todos los maestros y maestras y represaliados/as por el franquismo.

MATERIAL ADICIONAL

Tráiler del documental La cosecha de Los Lunares

Making-of del documental La cosecha de Los Lunares

GALERIA